Los Pistons serán pacientes con Killian Hayes

Aterrizar en la NBA supone un salto imponente para muchos jugadores. Solo unos pocos, llamados a ocupar el espacio dedicado a la élite de la liga, completan una transición perfecta entre el baloncesto universitario y el profesional. Incluso aquellos talentos más experimentados a menudo tienen problemas para adaptarse a la velocidad y el nivel de la nueva liga.
Camiseta Detroit Pistons Baratas

Camiseta Detroit Pistons Baratas

Para el novato de los Pistons, Killian Hayes, está suponiendo un cambio especialmente difícil. El de Lakeland, de 19 años, ha disputado cuatro partidos en este arranque de temporada, donde no ha conseguido carburar, tanto a nivel estadístico como de sensaciones en pista. De momento, promedia 5,0 puntos, con un 27,6% en tiros de campo, y 3,5 asistencias en 21,8 minutos.
En esta ocasión, sin embargo, la llegada de Hayes a la NBA ha sido condicionado por factores externos inusuales. Solo un mes separó su elección en el draft de su primer partido oficial. Un tiempo insuficiente para aclimatarse al equipo o completar los entrenamientos de cinco contra cinco necesarios con sus nuevos compañeros. Y mucho menos para calentar motores en unas Summer League que el COVID-19 echó por tierra en este 2020.
“Está siendo muy, muy difícil para los nuevos chavales”, declaró Derrick Rose, según recoge el medio Detroit News. “No es justo para ellos. Yo pude jugar la Summer League, en la que me fue terrible, pero al menos pude jugar esos partidos. Me dio confianza. Ahora un chico como Killian no ha podido tener nada de eso. Se ha metido de lleno aquí. Estoy hablando con él tanto como sea posible y enviándole mensajes para hacerle saber que solo tiene que relajarse y jugar como sabe. Tendrá que aprender desde la experiencia.”
Además, Hayes ha recalado en un equipo sumido en una profunda reconstrucción que ha comenzado la regular season con un pleno de derrotas. El mismo novato sufrió un esguince de tobillo este martes, por lo que no pudo jugar gran parte de la segunda mitad del encuentro ante Golden State Warriors.
“Si miras su historial en Alemania, fue similar”, declaró el entrenador jefe Dwane Casey. “Cuando llegó por primera vez a Alemania hubo una pequeña curva de aprendizaje. Una vez la superó, despegó. Así que no estoy preocupado.”
Hayes no fue considerado un anotador nato durante su temporada en las filas del Ratiopharm Ulm germano. En sus primeros cuatro encuentros promedió seis puntos por encuentro. Tras esta primera experiencia explotaría para firmar 16,7 puntos y 7,3 asistencias en los siguientes tres encuentros. Sus números globales de la temporada ascenderían hasta los 11,6 puntos y 5,4 asistencias entre competición doméstica, copa y EuroCup.
El técnico ha declarado que el novato no ha mostrado ningún tipo de frustración durante los entrenamientos, en los que se ha mostrado muy abierto al aprendizaje de los sistemas y a incidir en sus errores. “Si miras a toda la liga, mucho de los reclutas empiezan desde el banquillo. Lo tiramos al fuego, lo cual fue realmente injusto para él, porque no hubo Liga de Verano ni los entrenamientos habituales. Es difícil pero la única forma en la que aprenderá será pasando por esto, no frustrarse y luchar.”
La mayoría de los novatos necesitan más tiempo de juego para adaptarse a la velocidad y al físico de la NBA. Ese proceso de aclimatación a menudo toma más tiempo para los bases, quienes tienen la tarea de administrar la ofensiva y, como resultado, tienden a ser más propensos a cometer errores.
Camiseta Detroit Pistons Baratas

Camiseta Detroit Pistons Baratas

Killian Hayes, titular en los dos primeros partidos de pretemporada de los Detroit Pistons durante el fin de semana, está al comienzo de ese período de ajuste. La larga temporada baja dejó a Hayes y al resto de esta clase de novatos con menos preparación de la que suelen tener los jugadores de primer año en un año normal.
«En el primer juego, pensé que estaba en buena forma de baloncesto, pero no lo estaba», dijo Hayes. «Me cansé muy rápido. Solo volviendo a eso. Antes de eso, no había jugado durante mucho tiempo. Así que (es) volver y ponerme en ritmo, acostumbrarme a jugar entre nosotros en un juego. Simplemente tengo que volver a eso «.
Una parte importante de esta transición hacia el profesionalismo se establece en el aspecto mental, donde los rookies tienen que aprender a lidiar con sus errores cada partido para convertirlos rápidamente en aprendizaje de cara al siguiente encuentro. Una batalla inicial que puede ser todavía más intensa para los bases.
“Si miras la historia de los bases novatos titulares, siempre será difícil para ellos”, declaró el escolta Delon Wright. “Esa es la belleza de esto. Es joven y, a los 19 años, tiene mucho potencial. Cuanto más pueda aprender ahora, más le ayudará en el segundo y el tercer año, y avanzará más en su carrera”.

Leave a Reply

Post Info